Nativos de la selva ya cuentan con títulos de propiedad que aportarán a la expansión del PBI agropecuario